El Suplemento Semanal Hora Cero comenzó a publicarse el 4 de septiembre de 1957 como parte de la constelación de revistas de Editorial Frontera: Frontera (que empezó a circular en abril de ese año) y Hora Cero (que salió, mensualmente, desde mayo). La popularidad del conjunto lo ampliaría, meses más tarde (en abril de 1958), con Hora Cero Extra y con Frontera Extra (desde julio de ese año). Su director, Héctor Germán Oesterheld, había fundado la editorial junto a su hermano, ingeniero agrónomo, y  dio su marca personal a esta módica empresa familiar convirtiéndose en guionista de casi todas las historietas. Los dibujos estuvieron a cargo de diferentes artistas -Hugo Pratt, Francisco Solano López y Alberto Breccia, por mencionar solo a unos pocos-, quienes integraron sus propuestas visuales con esos textos en una combinatoria que explica por sí misma tanto el éxito de circulación del Suplemento semanal como su importancia, a largo plazo, para la narrativa dibujada de finales de la década del cincuenta.

Presentadas como historietas para jóvenes y adultos (“historietas para mayores de 14 años”, anunció durante largos meses la publicación), sus tiras articulaban textos precisos, bien dosificados y en una lengua cercana  a la de sus lectores, y dibujos de extraordinaria calidad. Con tramas inspiradas en episodios históricos, policiales, de corte fantástico y de ciencia ficción, o folclórico-nativistas, esos relatos resultaban, ante todo, aventuras visuales y verbales atrapantes.  Muchos de esos títulos memorables salían, alternativamente, en varias revistas de la editorial, y algunos tuvieron versiones o reediciones posteriores; entre ellos: Ernie Pike (con guión de Oesterheld y dibujos de Pratt), Sherlock Time (con guión de Oesterheld y dibujos de Breccia), Randall The Killer (con guión de Oesterheld y dibujos de Arturo Pérez del Castillo) y Nahuel Barros (con guión de Oesterheld y dibujos de Carlos Roume). Pero, sin dudas, el más extraordinario de todos fue El Eternauta, con dibujos de Francisco Solano López, que se publicó en el primer número y acompañó al Suplemento Semanal Hora Cero casi hasta su cierre. En homenaje al impacto creativo de este pequeño suplemento, en el aniversario de la salida de su primer número se celebra en Argentina el “Día de la historieta”.

AhiRa les agradece a Carlos Quartaruolo e hijas el préstamo de la colección.

Nuestro equipo agradece también a Juan Carlos Melillo por los datos y detalles sobre la circulación de las publicaciones de Editorial Frontera, y por el préstamo de los ejemplares que nos permiten contar con su colección completa ; )

 

 

Hora Cero
Dirección: Héctor G. Oesterheld.
Fechas de publicación: nº 1, 4 de septiembre de 1957 – nº 116, 18 de noviembre de 1959; publicación semanal
Lugar de edición: Buenos Aires
Dimensiones: 27×20 cm

Digitalización: Martín Greco y Claudia Roman

 

Hora Cero
8 de julio de 1959
Hora Cero n° 97
Hora Cero
15 de julio de 1959
Hora Cero n° 98
Hora Cero
22 de julio de 1959
Hora Cero n° 99
Hora Cero
29 de julio de 1959
Hora Cero n° 100
Hora Cero
18 de febrero de 1959
Hora Cero n° 101
Hora Cero
12 de agosto de 1959
Hora Cero n° 102
Hora Cero
19 de agosto de 1959
Hora Cero n° 103
Hora Cero
26 de agosto de 1959
Hora Cero n° 104
Hora Cero
2 de septiembre de 1959
Hora Cero n° 105
Hora Cero
9 de septiembre de 1959
Hora Cero n° 106
Hora Cero
16 de septiembre de 1959
Hora Cero n° 107
Hora Cero
23 de septiembre de 1959
Hora Cero n° 108