La revista Más Allá de la Ciencia y de la Fantasía se publicó en Buenos Aires durante cuatro años, con frecuencia mensual, entre junio de 1953 y junio de 1957. Editada por el prolífico sello Abril, surgió como una franquicia local de la norteamericana Galaxy Science Fiction, aunque su aporte de ninguna manera podría reducirse al de un epígono o avatar de aquella. Más Allá representó la primera revista argentina dedicada a la ciencia ficción y a la divulgación científica que pudo sostenerse en el tiempo a lo largo de sus 48 números ininterrumpidos y que gozó de una amplia comunidad de lectores y lectoras tanto en Argentina como en otros países de habla hispana.

Por sus páginas, circularon historias de autores centrales de la hard science fiction anglosajona, así como algunas plumas que terminarían consolidándose como las más destacadas y creativas en términos literarios: el Bradbury de Crónicas marcianas, Isaac Asimov, Theodore Sturgeon, Phillip K. Dick, Kurt Vonnegut, entre otros. Asimismo, la revista constituyó un espacio de publicación para autores nacionales. Héctor Germán Oesterheld publicó allí dos relatos (uno con el pseudónimo de H. Sánchez Puyol) y –de acuerdo a las diferentes versiones– pudo haber sido desde su director por un período hasta quien se encargaba de escribir las pequeñas viñetas sobre temas científicos y curiosidades (Capanna, 2018; Grondona, 2018; Nicolini y Beltrami, 2016; Abraham, 2013). Otros colaboradores fueron Oscar Varsavsky, Pablo Capanna, Juan Pedro Edmunds, Ignacio Covarrubias, Adolfo Pérez Zelaschi, Maximiliano Mariotti y Claudio Paz, junto a otra porción de firmas. También participaron dibujantes locales como J. Eusevi y Hugo Csecs.

El material de Más Allá no se agotaba en la ficción; la revista dedicaba también importante lugar a la divulgación científica “de calidad”. Fragmentos de libros y artículos ocuparon una porción constante del índice, bajo la pluma de Willy Ley, Kenneth Heuer, Wernher von Braun, e incluso de un físico argentino: José Westerkamp. Capanna señala además que un joven Mario Bunge se encargó durante un tiempo de redactar las respuestas a las “preguntas científicas”.

El asiduo y variado intercambio que Más Allá propuso a sus lectores y lectoras fue ciertamente asombroso, y constituyó uno de los grandes logros de la publicación. Sin dudas, representa un importante capítulo en la historia de la imaginación científica y técnica argentina.

 

Más Allá de la Ciencia y de la Fantasía.  Revista mensual de aventuras apasionantes en el mundo de la magia científica.
Redacción y administración: Editorial Abril.
Lugar de edición: Buenos Aires.
Fechas de publicación: nº 1, junio de 1953; nº 48 junio de 1957. Aparición mensual.
Dimensión: 18,5 x 13,5 cm.
Páginas: nº1: 184 pp.; nº 2-23: 168 pp.; nº 25-27: 170 pp.; nº 28-31: 164 pp.: nº 32-34: 130 pp.; nº 35-36 y 41-43: 126 pp.; nº 37-40: 128 pp.; nº 44-48: 128 pp.

Agradecemos a Ana Grondona por su generosa colaboración.

Digitalización: Soledad Quereilhac

Más Allá de la Ciencia y de la Fantasía
Junio de 1954
Más Allá nº 13
Más Allá de la Ciencia y de la Fantasía
Septiembre de 1954
Más Allá nº 16
Más Allá de la Ciencia y de la Fantasía
Octubre de 1954
Más Allá nº 17
Más Allá de la Ciencia y de la Fantasía
Julio de 1954
Más Allá nº 14
Más Allá de la Ciencia y de la Fantasía
Agosto de 1954
Más Allá nº 15
Más Allá de la Ciencia y de la Fantasía
Noviembre de 1954
Más Allá nº 18
Más Allá de la Ciencia y de la Fantasía
Diciembre de 1954
Más Allá nº 19
Más Allá de la Ciencia y de la Fantasía
Enero de 1955
Más Allá nº 20
Más Allá de la Ciencia y de la Fantasía
Febrero de 1955
Más Allá nº 21
Más Allá de la Ciencia y de la Fantasía
Marzo de 1955
Más Allá nº 22
Más Allá de la Ciencia y de la Fantasía
Abril de 1955
Más Allá nº 23
Más Allá de la Ciencia y de la Fantasía
Mayo de 1955
Más Allá nº 24