El único número de Contrapelo. Revista de Literatura propuso a sus lectores, cuando estaba por cumplirse el primer aniversario del fin de la dictadura cívico militar, revisar la trayectoria intelectual y la perspectiva del presente bajo la consigna que se desprendía de su título. “A contrapelo”, en palabras de su director, Enrique D. Zattara, implicaba intervenir sin “clausurar el pasado o hacer de él engañosas banderas”, “sin creer que el 10 de diciembre de 1983 empezó un tiempo desde cero”, “con los cinco sentidos alertas y sin ataduras”. Nova Arte, que Zattara había dirigido entre 1978 y 1980 funcionaba en ese texto editorial a la vez como precursora de la nueva revista y como un horizonte intelectual muy vigente. De aquella revista Contrapelo retomó la convocatoria a firmas y voces de diferentes generaciones (David Viñas, Oscar Steimberg, Mirta Rosemberg, Susana Silvestre, entre otros) y la atención a la actividad que podían vehiculizar las revistas literarias y culturales.

En el contexto de la transición democrática, ese primer número de la revista registró y difundió la actividad de talleres y concursos literarios, y puso en foco ciertos debates que daban el tono de su época (“el autor nacional”, “el intelectual comprometido”). El formato tabloid puede interpretarse también como un signo de los tiempos, en los que exhibir una revista cultural volvía a convertirse en una marca prestigiosa.

Ahira agradece a Enrique D. Zattara el envío de la revista digitalizada, así como su generosa disposición para proveernos informaciones sobre esta revista.

 

Contrapelo. Revista de Literatura
Director: Enrique D. Zattara
Lugar de edición: Buenos Aires
Fechas de publicación: septiembre-octubre de 1984
Cantidad de ejemplares: 1
Dimensiones: formato tabloid

Contrapelo
Septiembre-octubre de 1984
Contrapelo. Revista de Literatura