La Literatura Argentina. Revista Bibliográfica  fue una publicación literalmente fuera de serie: durante sus nueve años reflejó, mes a mes y con continuidad, el panorama de la actividad literaria y editorial de su tiempo de manera inédita por su frecuencia y en su detalle. Dirigida, editada y administrada por Lorenzo J. Rosso hasta su muerte, en julio de 1936; durante el año y medio restante sus herederos la tomaron a su cargo y –según explica Margarita Pierini, en varios trabajos pioneros sobre esta publicación–  intentaron sostener el proyecto en la medida de sus posibilidades.  Esta sucesión no es ajena al origen de la revista, que surgió como publicación de una empresa editorial ya bien asentada, los Talleres Gráficos Argentinos L. J. Rosso, que contaban con un imponente edificio, adelantos de la industria y una trayectoria notable en el campo de la edición y la impresión.

Cada edición de La Literatura Argentina presentaba entrevistas a personalidades del mundo de la literatura y de la cultura en términos amplios; artículos de fondo sobre cuestiones legislativas, de criterio bibliotecológico y editorial sobre cuestiones vinculadas con el mundo del libro y de la prensa –entre ellas, sobre asuntos tan diversos como la propiedad intelectual, la traducción y el funcionamiento de las bibliotecas populares–; y la que constituía su sección medular:  “actualidad bibliográfica”, una serie de “pastillas” o pequeñas reseñas, de diferente extensión –podía haber entre tres y diez por página– que comentaban una publicación reciente y presentaban, generalmente con una foto, a su autora o autor. Así, la revista se convirtió en una verdadera guía del mundo editorial, es decir, literario en un sentido arcaico, ya que intentaba captar todo aquello vinculado con la letra impresa. Incluyó también, en la mayoría de sus números, una sección que daba cuenta de la aparición de revistas nacionales y extranjeras, comentando brevemente el contenido del nuevo ejemplar. Resulta particularmente destacable el espacio que dedicó, además, a la literatura escrita por mujeres –con una sección especial a cargo de Raquel Adler-, al testimonio de mujeres sobre sus prácticas de escritura, y a las diversas actividades que involucraron a autoras contemporáneas como concursos, premios y reuniones especiales. Por último, cabe señalar que la revista se caracterizó por su voluntad de exhaustividad, lo que se expresa en los diferentes índices y listados de libros argentinos que se iban publicando (mensual y anualmente), así como por su proyecto más ambicioso, la “Bibliografía General Argentina”, donde buscaba registrar todos los libros publicados en el país y que, con numeración especial, incluyó como suplemento en cada número.

AhiRa pone en línea los dos primeros años de La Literatura Argentina, con sus índices detallados. Y muy pronto… CONTINUARÁ

 

La Literatura Argentina
Dirección: Lorenzo J. Rosso  (1928-julio de 1936)
Fechas de publicación: nº 1, septiembre de 1928 – nº 105, julio-agosto-septiembre de 1937; publicación mensual
Lugar de edición: Buenos Aires
Dimensiones: 28 x 20 cm

Digitalización: AhiRa

 

La Literatura Argentina
Septiembre de 1929
La Literatura Argentina nº 13
La Literatura Argentina
Octubre de 1929
La Literatura Argentina nº 14
La Literatura Argentina
Noviembre de 1929
La Literatura Argentina nº 15
La Literatura Argentina
Diciembre de 1929
La Literatura Argentina nº 16
La Literatura Argentina
Enero de 1930
La Literatura Argentina nº 17
La Literatura Argentina
Febrero de 1930
La Literatura Argentina nº 18
La Literatura Argentina
Marzo de 1930
La Literatura Argentina nº 19
La Literatura Argentina
Abril de 1930
La Literatura Argentina nº 20
La Literatura Argentina
Mayo de 1930
La Literatura Argentina nº 21
La Literatura Argentina
Junio de 1930
La Literatura Argentina nº 22
La Literatura Argentina
Julio-agosto de 1930
La Literatura Argentina nº 23-24